Normas de comportamiento 

«No corras en un hospital y mantén un silencio sepulcral. No despilfarres el dinero. No bebas demasiado. No comas más de lo que debas. No fumes. Acuéstate temprano y madruga, porque a quien madruga, Dios le ayuda. Ama en su justa medida. Trabaja duro para conseguir una buena casa. No sonrías en situaciones en las que no debes hacerlo…»

Normas, normas y más normas; ataduras socialmente aceptadas, más bien. Nos guardan en una jaula, la cubren con una manta y nos pasan por debajo un platito con una joya brillante que nos mantiene tan embobados como para creer que todo debe ser así, de que todo está perfectamente bien y de que quienes se alzan en contra de él, están locos. En realidad, la mayor locura es dejarse engullir por  esa serie de círculos concéntricos sectarios.

Categorías Artículos y reflexionesEtiquetas , ,

Comenta a los lectores tus impresiones acerca de esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close