¿Qué es la buena literatura?

¿Qué es la buena literatura? A la hora de comunicarnos hay dos formas muy claras de hacerlo. La primera sería de forma sosegada, dando nuestro punto de vista y explicándolo; por seducción (como ya expliqué en este otro artículo), digamos. Y la segunda sería a base de gritos, insultos; por imposición, digamos. Por norma general, nadie quiere que le impongan nada, por eso lo que tratas de explicar a base de gritos será olvidado o repudiado por el destinatario. No sirve de nada. 

La base de la literatura es contar una historia que, en mayor o menor medida (según la calidad de la historia y estilo), nos abra la mente y nos enseñe algo. Por lo tanto, la base a la hora de escribir es la seducción. Escribir explicándote sosegadamente, sin gritos. Sea lo que sea lo que tengas que narrar, recuerda poner «a una persona guapa» frente a la puerta para atraer a los lectores.

Si la clave es la seducción, un lenguaje enrevesado, recargado, es la antítesis de la seducción (al menos para la mayoría del público). Y aquí es donde se muestra la vanidad o el miedo del autor, ya que, a fin de cuentas, no deja de ser un ejercicio para mostrar al mundo lo listo que es el autor al usar palabras rebuscadas o, también, de dejar ver su miedo de parecer un inepto. La complejidad de una historia jamás debe estar en el lenguaje, sino en la historia en sí misma.

Dicho esto, hay algo más allá de la buena literatura: las obras maestras, aquellas cuya historia es maravillosa y su estilo sencillo y fácil pero, y es un gran pero, logran contentar a los lectores más ávidos de retos. Me explico. Si crear un libro de estilo sencillo y ameno es como dibujar el plano de una casa escribiendo en cada estancia qué es cada cosa, las obras maestras son aquellas que dejan los nombres de las estancias pero crean zonas secretas que sólo pueden ser descubiertas por las mentes más avispadas. En resumidas cuentas. Una obra maestra es accesible a todos pero abre caminos poco transitados para que los lectores más experimentados puedan descubrir cosas nuevas. Y eso, aunque en la teoría suene relativamente sencillo, es lo más difícil. 

 

Foto de la portada gracias a: Esteban

Comenta a los lectores tus impresiones acerca de esto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close